jueves, julio 22, 2004

No se asombren...

No, el título de este post no se refiere al hecho de que me encante el puré.

La advertencia va para quienes dentro de pocas semanas se crucen con una nueva publicación dedicada al público masculino y me encuentren entre los columnistas.

¡No huyan! Déjenme que les explique.

En esa revista mi colaboración es como dibujante.

¡Les dije que no huyeran!

Unos conocidos están detrás de la producción de esta revista y cerca del cierre no habían encontrado un dibujante para la sección humorística. Pues bien, todavía existe gente que cree que yo dibujo bien, así que no podía dejarlos a pata, y accedí a hacerles los dibujos con la única condición de que los textos los hiciera alguien más, porque tenía la cabeza como un bombo para ponerme a pensar, y porque mi estilo de humor no tenía nada que ver con el tono de la revista.

A mí no me gusta como dibujo, lo veo en el medio entre lo humorístico y lo bizarro. No me estoy protegiendo de antemano, estoy diciendo una de tantas verdades que brotan del manantial de aguas servidas que es este blog.

Realmente es una papa trabajar con los guiones de alguien más. Si alguien escribiera el tercer libro y yo sólo tuviera que firmarlo estaría buenísimo.

La revista se llama "Él" y desconozco en donde va a estar disponible, o si es solamente por suscripción. Pero como este blog llega a tanta gente y es mi deber tenerlos al tanto de cualquier incursión mediática por pequeña que sea, quería compartir este hecho con vosotros.

Como siempre, insultos y otras especias están solo a un "comment" de distancia.

Nacho Salvador Lavado - QUINO

3 comentarios:

Rey Lagarto dijo...

No tiene nada que ver con lo que posteaste ahora pero como habías dicho que el te tuviera un blog lo publicitara aca yo voy a decirle a todo el que quiera que se de una vuelta por la lista de Justicia Infinita, que a todos los efectos tiene una onda similar. La dirección es: http://ar.groups.yahoo.com/group/listajusticia/
Bueno, diviértanse.
Saludos, FABRO.

Nacho dijo...

Siéntase libre de publicitar cualquier servicio o producto que esté amparado por la moral y las buenas costumbres de la sociedad victoriana de fines del siglo XIX.

(Y bueno, soy un tipo chapado a la antigua)

Me daré un período de prueba en la mentada lista a ver qué tul.

Nacho

Rey Lagarto dijo...

Lamento decir que por lo de las buenas costumbre ahí (en el mencionado grupo) no es el mejor lugar para ir a buscarlas pero, en fin, en peores lugares se ha intentado.
Saludos, FABRO.