lunes, setiembre 29, 2008

La conspiración olivácea

Hacer las compras del supermercado sin seguir una lista preparada por mi vieja es bastante novedoso. Pese a que suelo recibir sugerencias de la percanta, suelo tener arrebatos de iniciativa y agrego cosas al carrito que no son para la supervivencia diaria.

Mi último hallazgo fueron las aceitunas rellenas. Un gusto personal, porque el 50% restante de mi hogar odia las aceitunas. Y que conste que no soy un caído del catre: sé que existen y las degusté durante años en algunos asados realizados chez mi tío. Pero nunca en la vida cotidiana.

Arranqué por las rellenas de ajo, marca Ybarra. Resultaron ser una delicatessen deliciosa. Tanto, que terminé el coqueto frasquito de vidrio en tiempo record, y dos días después compré otro. Cuando mi pasión estaba convirtiéndose en adicción y me disponía a ingerir el tercer frasco en menos de una semana, no encontré más.

Esta clase de productos están divididos en dos góndolas diferentes del Disco. Por un lado, las de productos "importados" junto a manicitos y otros snacks con carátulas en ruso o árabe, y precios un pelín superiores. Pero también están junto a las aceitunas mundanas.

Lo cierto es que no aparecieron en niguno de los dos lugares. Solamente quedaban dos variedades de las Ybarra: rellenas de almendras y rellenas de limón. Dos bostas infames que merecerían ser borradas de la tierra. Claro, todavía están criando telarañas en el supermercado, y hasta que no se vendan quizás no aparezcan más ajitos. Poor, poor me.

En fin, decidí cambiar, y por eso compré las aceitunas rellenas de anchoas marca Guillén. Este sabor en particular era el que degustaba en lo de mi tío; lo del ajo fue descubrimiento puro. Dos latas después, se terminaron.

Ahora escribo este post después de llegar del autoservicio de la estación, en donde compré la ÚLTIMA lata de Guillén con anchoas. Tanto en el Disco como allí sólo quedan algunas de morrón. Y yo dudo entre creer en la conspiración olivácea o simplemente estar frente a una señal más de la entropía del universo, que va a terminar comiéndonos a todos.

FIN

Apostillas:
En la página web de Tienda Inglesa encontré aceitunas con anchoas Carbonell, Oro Verde y Fragata. Con ajo Oro Verde, y otras variedades de Fragata, como queso, cebolla y atún. Casualmente mañana voy a pasar cerca de uno de los locales del viejo Henderson, así que si se cruzan con un hombrecito cargando veinte latas de aceitunas en una bolsa de arpillera... no sé, saluden.

33 comentarios:

FeR dijo...

Te deseo suerte en tu busqueda.
En los Hiperdevoto siempre encuentro. Las rellenas de morrón parecen sencillitas pero te las recomiendo.

MaGnUs dijo...

Te entiendo, mi adiccion son unos calamares en salsa americana; pero mi super del barrio ya no los trae mas!!! ARGH!!!

Gonzalo dijo...

Estimado,
las de limón son excelentes,
Gonzalo

Vector dijo...

La verdad que no tengo el placer de haber comido aceitunas rellenas en mi vida.
Pero con esto de la adiccion creo que mejor voy a elegir la Heroina, creo que es menos adictiva.

Fefita dijo...

Ay ay como te entiendo. Hace meses que acepte mi adiccion a las rellenas de anchoas. Su sabor es unico e irremplazable por ningun otro relleno infame (lease almendras blandengues que no saben a nada). Tienen la particularidad de no tener el sabor punzante de la anchoa. Al morderlas uno se encuentra con la excelente textura aceitunezca para luego descubrir la suavidad del anchoa....ahhh que combincacion exquisita. Para no acabar con mi presupuesto mensual he establecido la regla de comprarlas solo cuando estan en rebaja...y asi paso mis semanas esperando que el mercado fluctue para darme nuevamente ese placer.
No pruebes ningun otro relleno; no vale tu dinero.

Teukro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Teukro dijo...

Voy a tener que probar las de ajo, las de anchoas me gustaron pero no me enloquecieron (considerando el precio).
Continúo consumiendo ambos manjares, pero por separado.
Te leí en El País el domingo pasado. Me duele que me hayas mentido (si no me falla la memoria renegaste de las aceitunas con ajo)

Nacho dijo...

Te falla la memoria, cariño. Puse que prefería las aceitunas con ajo sobre las de anchoas, lo cual no significa que odie a estas últimas.

Con esto aprovecho para decir que desde hace un tiempo -pero de callado- vinculé todas las notas del País de los Domingos en la barrita de la derecha del blog, abajo.

Pero compren el diario igual, che. Unque sea por los Clasificados.

Mamu dijo...

Si yo te veo saliendo del Tienda Inglesa con 20 frascos de aceitunas rellenas, atino a pegarte un tiro en la frente para liberarte de tu sufrimiento.
La verdad que estoy del lado del otro 50% de tu hogar. Odio las aceitunas.

LAdriana dijo...

Me equivoqué de blog, o las cositas verdes esas que tan inocentemente te devoraste, tomaron vida en tu estómago, y se apoderaron de tu cuerpecito, obligándote a escribir esta oda a las aceitunas?


Lo que sea, que sea para bien, ja ja

Nacho dijo...

En este blog ya se habló del prolapso, el jugolín de arándanos y la cría indiscriminada de ballenas (en serio, es cuestión de buscar).

Unas oliváceas no te pueden llamar tanto la atención.

mauroo dijo...

Capaz que nos cruzamos Nacho...
si sentís que se caen todas los frasquitos de vidrio, y estallan partiendose en miles de pedacitos porque alguien te empuja, sere yo.

Aceitunas Go Home (allá en el Mediterráneo)



Saludos!

Chewbacca dijo...

las aceitunas pueden convertir cualquier picada en algo nefasto.
ademas vienen con una especie de lubricante desagradable en bolsita.

no es de lo mio

oriol dijo...

¿El País de Uruguay que es un diario de derechas o de izquierdas, o de falsa izquierda como el de España? ¡Un saludo!

Nacho dijo...

Nah, en Uruguay es distinto. Tenemos una izquierda que privatiza y un presidente masón que veta el aborto. La derecha no anda mucho mejor. Yo recomiendo abandonar el partidismo (no la política, por favor).

Santiago dijo...

yo no se como la gente puede comer esas inmundicias verdes.
Puaj!

Bichicome dijo...

Las de palmitos encaran.

ByTito dijo...

nacho, en un supermercado de casa, estan las famosas Ybarra de muchos sabores, inlcuso algunos que no nombras en tu posteo. Ademas el precio me parecio muy barato, o sea 40 pesos la lata grande y la fecha de vencimiento suficiente como para abrirlas y comerselas todas. Vencen en un mes.... pero que mejor!!!

Stormtrooper dijo...

Varias cosas

1: Odio las aceitunas. Ta, quería decirlo. Prefiero las milanesas (?)

2: ¿Seguro que querés que te saluden? pense que eras un tipo tímido y medio antisocial, aunque por el Facebook parezca lo contrario (?)

3: El País está claramente identificado con el partido nacional; así que izquierda no es. No voy a entrar en si está bien o está mal eso porque no da, ni importa; pero al final la duda de Oriol no se había respondido.

Saludos Nacho

Nacho dijo...

1- Yo también prefiero las milanesas. Duh.

2- No se van a cruzar conmigo cargando tantas aceitunas porque no soy tan obsesivo compulsivo como puede parecer en algunos textos de semi ficción. Y Facebook sigue careciendo de sentido.

3- Pensé que era una pregunta retórica.

superelo dijo...

Las aceitunas son una inmundicia.
Después de haber leído este post me vinieron ganas de arrojar todo mi contenido estomacal. Allá voy...

Saludos!

Fd dijo...

acá un representate del pueblo que apoya a este gobierno, a cambadu y a todo lo que lleve como nombre ¡URUGUAY!

despierten, que ustedes también son uruguayos aunque no quieran

Gabriel Garcia Sagario dijo...

Es correcto lo que estoy leyendo?. sos una caja, grande, de sorpresas nacho.

saludos,


gabriel.

nerd asociado.

Peter Parker dijo...

Para mí no hay nada más placentero y relajante que comer aceitunas rellenas de anchoas y tomar una copa de tannat con mi pareja... deliciosamente sublime.

Siempre las compramos en el Disco Natural del P. Carretas, supongo que vos también.

P.D.: En la feria del P. Rodó venden un bolsa de 1 kilo de aceitunas Cumbre sin carozo a $90... de última las rellenan ustedes.

Nacho dijo...

¿Rellenarlas nosotros? ¡No somos animales!

Fefi dijo...

No te recomiendo las rellenas de queso. Los de Ybarra suelen ponerle queso de ese que huele a podrido, como si fuera muy fino.

chef gargolin dijo...

te recomiendo la rellenas de pimiento picantes de Fragata, y si encontras rellenas de boquerones, no dudes (los boquerones son pescaditos tipo anchoa pero de un sabor más sutil). Mi última innovación fue con aceitunas negras tipo griegas y fue un fiasco, demasiado saladas. Por último cuando se terminan esas promociones en el Disco es probable que sobrevivan en el Geant (queda lejos pero el litro de aceite extra virgen Ybarra esta 145 pesos) hace las cuentas

Blondiepower dijo...

Rellenas de almendras y rellenas de limón ?? Que asquete!

Blondiepower dijo...

LAS ACEITUNAS SON INVASIVAS.

Sebastian dijo...

NACHOOOOO

en el macro de san martin hay aceitunas con morron, ajo y queso, tres placeres diarios!!!

GO GO GO

lobosluna dijo...

No te va a servir de consuelo, más bien es para sacarte pica. Donde vivo, aquí al lado, es una tierra fértil en aceitunas (famosas aceitunas del Huasco) y ahí te las rellenan con lo que pidas... Sólo pides y te las hacen (artesanía gastronómica del Huasco, de lo mejor, dicen). A mí me gustan, pero como están a la mano, casi ni las cotizo, y eso que salen baratas. Así es la vida... Suerte con ese vicio.

Manuela Fleitas dijo...

ufff no puedo creer que no se mencionen las rellenas de salmón...
Que está pasando con este mundo?

mmm suavecitas, redonditas, verdes y brillantes... me gustan... ñam ñam me voy al multiahorro ya!

Nacho dijo...

Bueno, está bien, habrá que probarlas.