viernes, abril 30, 2010

Safari Fotográfico

James Bartholomew "Jimmy" Olsen, el verdadero fotógrafo de los cómics, el "Mr. Action" de El Planeta. El otro nunca llevó al Clarín una sola foto que no estuviera desenfocada. True story (Re: MARVELS).

Ahora recuerdo por qué en ocasiones era más sencillo actualizar el blog. Tenía un kilo de minutos libres detrás del telón del stand up. Este año es la primera vez que llego temprano, o MUY temprano (era eso o caminar hasta acá) así que he decidido subir material original a este modestísimo medio de comunicación que en cualquier momento cumple seis años y se coloca entre los quince sitios de Internet más viejos de la historia. Si Mónica Farro dice que es la sexta más buscada del mundo, hay carta blanca para exagerar.

En esta oportunidad la excusa que nos reúne es el contenido de mi cámara fotográfica. Encontré el dichoso cable que la comunica a la computadora, debajo de montañas de revistas, y pensé: "ahora las bajo, encuentro imágenes increíbles y la rompo en el blog". Sólo aparecieron siete u ocho fotos, de las cuales se salva el manojo que subí a continuación.

La primera imagen cumple la doble función de abrir el safari y cumplir un deber con la sociedad. Verán, el pasado concurso Premios de la Academia tuvo a Norberto (una vez más) como su legítimo triunfador. Se llevó su premio y le saqué la foto, pero una sobrecarga del poderoso elemento químico Laburonio me impidió subir la evidencia hasta este momento. Norberto se lleva un libro más para la colección de libros horripilantes que cada año regala el concurso. Ya tenía la biografía de varios políticos argentinos, entre ellos Lilita Carrió y De La Sota. Ahora se llevó un libro con supuestos chistes verdes, que lo compré hace años esperando sonrojarme y lo hice, de la vergüenza de haber pagado por esa basura cuyo humor más jugado hace que el Pibe Bazooka parezca Jorge Corona.

Un día me encontraba webeando a altas horas de la madrugada, cuando escuché claramente cómo alguien golpeaba el vidrio de la ventana que queda a espaldas de quien se sienta en la computadora. Me corrió un sudor helado por la espalda, porque da a un balcón interior al que nadie debería acceder. Armado con el mismo bastón que utilizo para ver los capítulos de House, corrí la cortina y me encontré con una invasión de polillas, que se amuchaban en el pedacito de ventana cercano a la lámpara. Fue esa semana donde nos invadieron mosquitos, grillos y otras alimañas. Seguro lo recuerdan.

Instantánea del día de mi cumpleaños que demuestra que, pese a haber cambiado de década, todavía sé how to party. Nótese mi mano a la hora de decorar el pastel, ya que los M&Ms están agrupados por color. Cabe aclarar que había un fotógrafo (podría haber sido autoshot) y hasta una tercera persona, para completar la aglomeración.

La obsesión del mes, el álbum de figuritas del Mundial 2010. Lo conseguí hace unos días, y le saqué la foto, además de al primer sobre que abrí. Así que en realidad son dos fotos en una. No sé si eso es bueno o malo. Como verán, salió Buffon de pique, y nueve sobres después seguía siendo el más conocido de los que aparecieron. Y ni un uruguayo. Ni uno. Así que decidí comprar más sobres, hice de tripas corazón, fui a un quiosco lejos de casa (como quien compra una Playboy, cosa que nunca hice... en serio, nunca lo hice, lo diría si así fuera) y resulta que se habían agotado. El jueves. Y recién volverían la semana siguiente. Me quería cortar las venas con una figurita pero NO PODÍA. Porque todavía no tenía repetidas. A punto estaba de pasar el peor 1º de Mayo de mi vida, cuando paseando por Montevideo Shopping encontré un local de Panini. Fue como ver las puertas del Paraíso. Me extrañó que hubiera gente comprando figus sueltas. ¿Tan cerca están de llenarlos o sólo quieren a los conocidos? Sí, a mí también me embola tener a diez hondureños y medio brasilero, pero la gracia es llenarlo del todo. Así que fui al local, pegué un braguetazo y ni bien regrese a casa me pongo a abrir sobres como nene chico. Mi álbum virtual está al 34%.

Finalmente, el otro día fui al supermercado y pasé diez minutos en la góndola de limpieza y desolorificación. Allí decidí innovar y comprar productos que nunca antes había hecho, en casi dos años desde que huí del nido. Ellos son: (1) el clásico desodorante para inodoros. Que conste que quería comprar el de Mr. Músculo y gritar para que una mujer se tomara el trabajo de colocarlo, pero no encontré. Así que decidí llevar uno de Leader Price, que es el Disco cambiándole la cajita a otras marcas y vendiéndolo más barato. No se preocupen, las otras marcas son cómplices de eso. (2) Perfumador de baño. No lo compré porque lo precisara sino por el sistema. Es un portarrollo de papel higiénico que viene con un perfumador adentro. Fantástico. Ojalá se me hubiera ocurrido a mí. Ahora que pienso, portarrollo e inodoro están muy cerca, así que una esquina del baño apestará a perfume mientras la otra... apestará. (3) Y como tampoco encontré recarga de vainilla para mi Aceites Naturales, compré el equivalente aromático del volcán de Fin de Año. Calculo que cuando lo abra empezará a salir popurrí de arriba, hasta cubrir todo el parqué.

Si hay otro paro global del transporte y vuelvo a quedar varado en MovieCenter, quizás regrese por estos lares.

5 comentarios:

MaGnUs dijo...

Gran safari. El viernes estare por el Muvisenter a ver De Pie 2... por fin...

superelo dijo...

El libro de Lilita me lo gané yo. En un año y pico que hace que lo tengo, creo que no lo abrí ni una vez.
Lo del pastel eran Rocklets, no M&Ms. No me daba el presupuesto para tanto.
Dejame alguna figurita para pegar, ¿ta? Esas porquerías son como una droga... seguro tienen droga.

Joker 23 dijo...

Sabés que yo tengo unas ganas tremendas de comprar el álbum... lo hice hace 4 años, y no me siento más viejo ni ridículo ahora... así que no veo por qué no.

GordoPua dijo...

Ayer en el Disco me armé de valor y compré el álbum del Mundial a mis 28 añitos. Ya aproveché la volada y pedí sobres, pero no tenían.
Ahora estoy diseñando una estrategia para comprar sobres, básicamente consiste en comprar además un autito de esos de Hot Wheels para que crean que es todo para mi sobrino.

ByTito dijo...

increible aparicion de Matchbox en el disco. Acabo de comprar un Karman Guia!