martes, junio 01, 2010

Por qué Lost es una copia de Bandana


Tampoco es que haya sido híper original desde sus comienzos: en pleno auge de Survivor y otros realitys que dejaban a un puñado de antisociales abandonados en un ambiente hostil (hasta Julián Weich lo hizo), llegó un drama acerca de un puñado de antisociales abandonados en un ambiente hostil por el destino y una cantidad de factores más.

Así, los protagonistas se encontraron en una isla donde TODO PODÍA SUCEDER. Osos polares, humo asesino y un negrito que crecía mucho más rápido que el resto de los personajes. Había nacido "Lost", y durante unos añitos el gran público estuvo al tanto de las andanzas del santurrón Jack, el abusón Sawyer, el gordinflón Hugo y el milagroso John, junto a un puñado de mujeres con características muy distintas, como la pecosa, la coreana, la embarazada y la cheta, que en un giro argumental luego pasó a ser también la muerta.

Pero todo concluye al fin, nada puede escapar y lo que escapa tiene que regresar ("¡TENEMOS QUE REGRESAR!"), siempre y cuando logres juntar a todo el equipo y a un piloto que haya actuado en The Lawnmower man. Por eso con la temporada final, los creadores de Lost decidieron dar un giro al destino final de sus personajes, y con ese fin realizaron uno de los choreos más grandes de la historia del espectáculo.

Todos vimos el capítulo final (si no lo hiciste: ESTABAN TODOS MUERTOS) y descubrimos que la mitad de la historia contada en la sexta temporada no ocurría en un universo alternativo sino en una suerte de limbo o purgatorio, en donde tuvieron que juntar a todo el equipo (una vez más, y van...) para llegar al Paraíso.

Las opiniones estuvieron divididas: algunos dijeron que fue aberrante, mientras que para el resto simplemente fue una pedorrada. Pero cuando el logo del programa apareció por última vez, al final de toda la serie, pude verlo todo con claridad. Me levanté del sillón, señalé al televisor con este dedo y dije:

-Es un robo a la película de Bandana.


Sí, exactamente como lo escucharon (en realidad solo lo escuchó mi novia, porque estaba mirando el capítulo con ella). El "extraño" final, que sorprendió a críticos y público en general, es un levante rabioso a una humilde película argentina, que había demostrado que existe más de una manera de contar una historia.

Corría el año 2001 cuando se realizó un multitudinario casting para el programa Popstars, de donde nacería una banda de chicas. Semanas más tarde, Ivonne, Virginia, Lourdes, Valeria y Lissa se transformaban en "Bandana".

La crisis más jodida de la historia argentina no pudo con ellas. Los saqueos y el desorden social no impidieron que editaran dos discos y que, unos años después, cumplieran el sueño de la película propia con "Vivir intentando".

Tomás Yankelevich tomó un concepto (cinco chicas que triunfan en el mundo de la música) y lo dio vuelta en la época en que Damon Lindelof y Carlton Curse todavía trabajaban en un local de Kentucky Fried Chicken. En lugar de zambullirse en la fórmula probada de "la banda de gira" (ver "Spice World y chiquicientos documentales), el director juega con el tiempo, el espacio y las probabilidades.

"¿Qué pasaría si Popstars no hubiese existido?".

La pregunta puede resultar familiar a cualquiera que haya visto la última temporada de Lost. El purgatorio comenzaba con la isla sumergida en el océano. Aquel hecho tan fuerte en la vida de los protagonistas no había existido. Ladrones, Yankelevich lo había hecho siete años antes.

Así conocemos a las Bandana que no fueron estrellas. Valeria estudia veterinaria para complacer a su padre. Lourdes realiza tatuajes en un local llamado "El agujero". Lissa trabaja en un supermercado (Disco, por si no vieron los diez millones de logos). Virginia sueña con bailar en Estados Unidos. Ivonne extraña a sus padres y no puede pagar la pensión. Ellas no lo saben, pero sus destinos comenzarán a cruzarse una y otra vez, porque fueron muy unidas mientras estaban vivas.

Sí, "Vivir intentando" es la película de las Bandana DESPUÉS DE SU MUERTE.


No se dejen engañar por el numerito musical con el que comienza el filme. La historia se transportará a un futuro, o a un tiempo sin tiempo, en donde las chicas están varadas en un "más o menos allá". El verdadero comienzo es con un despertador sonando y Valeria abriendo un ojo (2003, mucho antes que el capítulo piloto de Lost).

Al minuto comienzan a suceder las casualidades: el perro de Lourdes hace que Virginia choque con Ivonne, mientras Lissa mira desde el colectivo (ómnibus) y Valeria pasa en su escarabajo rojo. Luego, el novio de Lissa roba la guitarra de Lourdes y se la regala a su amor, lo que obliga a que la primera tenga que regalar su perro, el que terminará en manos de Valeria. Además, Virginia e Ivonne se reconcilian tras el golpazo y forjan una amistad (con un tinte de algo más). ¿Vienen siguiendo?

Los que creían que las relaciones padre-hijo de Lost eran conflictivas, no conocen al papá de Valeria. "Él quiere lo mejor para nosotros, hija", dice la madre, típica mujer golpeada. "Voy a intentar hablar con él". Nunca lo hace. La permanencia del perro (el "Vincent" argentino) en la casa de Valeria corre peligro, mientras ella flecha el corazón del hermano de Lourdes, también conocido como EL PUNKIE MÁS PALOMA DEL MUNDO. La recatada termina haciéndose un tatuaje, como Jack. Parece que la familia Shephard tiene raíces en Buenos Aires.

Luego Lissa se muda a la pensión de Ivonne (más coincidencias; es una ciudad con muchas pensiones), quien comienza a trabajar en el mismo bar que Virginia. Casualidades tan fuertes como los medio hermanos y el padre de tal que resultó ser el que causó la muerte de los padres de cuál.

En el filme hay lugar para un Gino Renni interpretando a un Widmore-esco representante musical, Coco Sily de cana (¿aquel que perseguía a Kate?) y el veterano de la publicidad de "tudo bom, tudo legal" de veterinario. Hasta hay lugar para un con man al mejor estilo Sawyer, que sale con Ivonne y Virginia al mismo tiempo.

La historia va formando dos Teams, como los de Jack y Locke. Una prueba más de que no sólo plagiaron el final sino gran parte de la idea de la serie. Por un lado están Valeria y Lourdes, por el otro Ivonne, Lissa y Virginia.

Finalmente, en una noche de artistas amateurs se encuentran las cinco chicas por primera vez. Al igual que en la serie, eso no alcanza para que "recuerden" quiénes eran cuando estaban vivas. No hubo Desmond que las atropellara manejando un Renault 12 (ese personaje que los une quizás sea la única mejora de Lost sobre Bandana). De hecho insisten en llamarse "De la cabeza".

Recién cuando toquen en la puerta del local en donde debían llevar a cabo su audición (las coincidencias destapadas hacen que lleguen tarde) se transforman en la banda que son. El sonidista les pregunta cómo se llaman y ellas señalan su cabeza. "Bandana", dice por los micrófonos.

Y ellas entienden: son Bandana, siempre fueron Bandana. Las únicas e inimitables guardianas de esa isla mágica que es Popstars, al menos hasta que designaron a un sucesor: Mambrú. Pero al igual que las aventuras de Hurley y Ben en la isla de Lost, esa historia quedó sin contarse, y es mucho mejor así.

11 comentarios:

Matías dijo...

Te pegó feo la película de Bandana, eh, tremenda filosofía de vida. jajaja.

*(((F€4r)))* dijo...

Pa, que decir...me matastes o.O
Si con el de Lost, me dejaron cabos sueltos, con la de Bandana, me dejastes más...tendré que ver la de Bandana, que decis?, y ahí, ver si ato algún cabo, de los que me quedaron con Lost.

Yo creo, que al igual que StarWars, y su "arrancamos de atrás para adelante", a lo escritura Árabe, capaz que "Lost", es la antecesora de "Vivir intentando".
No sé, yo lo que sé, que ya corro al video Club, a alquilar el VHS, y también a alquilar el Reproductor de VHS, que hace siglos que no tengo uno!

Abrazos Nacho, y un PD: No abandones el Blog, entregándote a la chusma y al conventillo barato del FB (del que también soy parte, obvio)

superelo dijo...

Es verdad que se levantó del sillón y dijo lo que dijo que dijo. Es más, empezó a cantar y bailar (con coreografía) 'dance, dance, dance, hoy tu sueño es real'. Ya no lo veo con los mismos ojos...

bea dijo...

Donde conseguiste eso que te fumaste?? Quierooo

Dr. Gonzo dijo...

Realmente profundo.
Tendré que ver la película para verlo con mis propios ojos (la de las Spice Girls si la vi, y From Justin to Kelly la vi muchas veces).
Hace tiempo que no pasaba por tu blogo, que tiempos aquellos.
Saludos, FABRO.

María Elena dijo...

Ahora entendí por que nunca miré ninguna de las dos...

Torkaerius dijo...

me encantó.

DARIUSEX dijo...

recien ahora caen en la cuenta de ke lost es cualkiera?

como decia un grande "tarde piaste"

al menos, no fue "todo era un sueño", ke basicamente es lo mismo, pero me cae peor.

Torkaerius dijo...

ke feo los ke eskriben kon la k.
waska waska

alvaro "auricom" martinez dijo...

soy un idiota, me hice auto spoiler del final de lost, solo para seguir leyendo...
te odio alcuri!

Nacho dijo...

Es mucho peor: te hiciste auto spoiler del final de la película de Bandana.